Querida hija que estás creciendo:

Te quiero tanto.
Con tus alegrías y tus tristezas,
con tus fortalezas y tus debilidades,
con tus aciertos y tus errores,
con tus dones y tus desafíos,
con tus certezas y tus dudas,
con tus bullicios y tus silencios,
con tus risas y tus lágrimas,
con tus avances y tus retrocesos,
con tus luces y tus sombras,
con tus cercanías y tus distancias,
con tus dichas y tus decepciones,
con tus seguridades y tus miedos,
con tus calmas y tus broncas,
con tus gratitudes y tus rencores,
Con vos empecé a aprender a ser mamá.
Espero que cada etapa de tu vida nos siga encontrando así de juntas.
Para siempre.
Inevitablemente orgullosa de vos, Mamá✒🌿

© 2019 Ximena Beilin – RESET Recalculando Ideas
#resetwebblog

@reset_porximenabeilin

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s